Cada vez son más las personas que a la hora de comprar un producto o utilizar un servicio consultan primero en las redes sociales. Acceder a Internet se ha convertido el algo habitual y prácticamente se busca todo, ya que puedes hacerlo en cualquier momento y en poco tiempo. El cliente ha cambiado sus pautas de consumo, pues ya no busca fuentes más cercanas como el propio punto de venta del producto o el profesional del sector sino que lo ha sustituido por la red.

El hecho de que tengamos fácil acceso a Internet ha contribuido a ello, ya que podemos conectarnos a través del teléfono móvil, un ordenador, una tablet o desde el coche en cualquier momento. La inmensa cantidad de información que hay en Internet ha dado paso a que cualquier persona dedique su tiempo a consumir en la red. Por lo tanto, ante esta realidad la presencia de tu empresa en Internet es clave si quieres que sea visible o que exista para este consumidor.

El potencial que ofrece Internet

Muchas empresas, especialmente los comercios locales, dejan de lado el potencial que le ofrece Internet y se centran únicamente en el comercio tradicional de venta en el espacio físico. En muchas ocasiones, ni siquiera toman interés o simplemente no quieren dedicar tiempo al mundo virtual. Una decisión que hay que repensar porque estamos perdiendo una oportunidad de futuro para nuestro negocio.

¿Por qué es importante estar presente en las redes sociales? Porque es una forma más de comunicarnos con nuestros clientes o con nuestro público potencial. Hay que tener presente que si la empresa no comunica de sí misma, otros comunicarán por ella, ya sea por comentarios en las redes sociales, fotos etiquetadas, valoraciones del negocio, etc. Es importante que la empresa comunique, ofrezca de primera mano sus productos y a preguntas de sus seguidores responderles sin intermediarios.

¿En qué redes debe estar mi empresa? Va a depender del sector en el que se encuentre. Si ésta es muy visual puede utilizar redes como por ejemplo Instagram, Facebook o Youtube, en cambio si es más un servicio profesional puede optar por Linkedin, Twitter o incluso en Facebook. No es necesario estar en todas las redes sociales pero sí tener presencia y trabajar los contenidos en las que se elija estar.

Además, puedes aprovechar las ventajas que te ofrece Internet para ampliar tu mercado como la venta on line a través de la página web corporativa u otras plataformas, en el que muchas empresas están descubriendo nuevos horizontes que les permiten maximizar sus beneficios y posicionar su marca o el interesante mundo de las Apps.

 

         Susi Subiela

Comunicación. Gestora de contenidos. Social Media. Community Manager.