En el anterior artículo puse de relieve el hecho de que hace unos años sumé a mi condición de Abogado la de Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado (API). Después de tratar el porqué es importante una buena tasación antes de sacar a la venta un inmueble de un particular, voy en este artículo a explicar cómo a través de una tasación profesional se pueden evitar muchos problemas, e incluso, una contienda judicial. Del mismo modo, va a suponer dar seguridad y tranquilidad al propietario o propietarios, sobre todo cuando se trata de inmuebles que tienen que ser valorados y provienen de divorcios o herencias. 

Ámbito prejudicial

Hay dos procedimientos donde habitualmente se hace necesaria una tasación de inmuebles. Uno de ellos es en los procesos de divorcio, donde los bienes de la pareja deben ser adjudicados a uno u otro miembro de esta o se hace necesaria su venta para cancelar hipotecas o repartir el dinero resultante de dicha venta cuando ninguno de los dos quiere para sí la vivienda.

Y el otro es en las herencias, donde los herederos necesitan ponerse de acuerdo en el valor de los bienes inmuebles, sean estos urbanos o rústicos, para llegar a un acuerdo que evite una contienda judicial larga, desagradable y destructiva para las familias. En ambos casos suelen ser los abogados de los clientes los que buscan y eligen con total libertad un tasador para que establezca el precio adecuado.

Es en este punto, para evitar ir a juicio al no ponerse de acuerdo en el valor de los bienes, cuando es muy importante contar con una tasación inmobiliaria independiente, realista y ajustada al mercado actual de compraventa de inmuebles. Además, una tasación realizada por profesionales del sector inmobiliario y más en concreto por un Agente de la Propiedad Inmobiliaria colegiado, el cual está sujeto a unas reglas y código deontológico del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad, la que garantiza su imparcialidad a la hora de emitir su dictamen.

En mi caso y a tal efecto, suelo utilizar varios métodos de tasación, destacando el método comparativo, el método del coste de reposición, valoración del suelo por el método residual estático y uno novedoso y que tiene en cuenta las operaciones reales realizadas en el entorno de nuestro inmueble a través de la HERRAMIENTA MVI de Registradores de España. Así, se obtiene información sobre ventas de inmuebles efectivamente realizadas, escrituradas e inscritas, en los últimos años y actualizadas trimestralmente. En el caso de las fincas rústicas aplico diversos métodos contrastados por la experiencia en la realización de este tipo de tasaciones y por el amplio conocimiento de este mercado y de las operaciones que en él se realizan.

Manuel Izquierdo Yago

Agente Propiedad Inmobiliaria. Col. 1527

Périto tasador

Abogado. Col. 13273